Sistemas de calefacción: ventajas e inconvenientes

Se acerca el invierno con sus bajas temperaturas y necesitamos calentar nuestro hogar. Si estás pensando en instalar un sistema de calefacción, te contamos algunos detalles a tener en cuenta de las diferentes opciones que existen en el mercado.

Calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica es la que produce calor conectando un radiador a la red de electricidad de la casa mediante un enchufe.

Algunas de las ventajas de este sistema son la producción de calor sin generar residuos, ni olores. Sus costes de mantenimiento son bastante bajos y no es necesario almacenar el combustible para su funcionamiento.

Sin embargo, este sistema no es recomendable para espacios muy grandes puesto que el calor no se expande a mucha distancia.

Calefacción a gas

Este sistema obliga a instalar una caldera.

Las ventajas que puedes obtener es que se trata de un sistema limpio y seguro. El calor generado llega a más distancia y permite mantener la misma temperatura en toda la casa.

Por otro lado, tiene algunos puntos débiles como que el combustible utilizado para generar calor hay que almacenarlo, por lo que es necesario contar con un depósito bastante grande. Y se trata de una energía que genera muchos residuos.

Calefacción de suelo radiante: puntos fuertes y débiles

La calefacción de suelo radiante es la que se instala debajo del suelo de las viviendas
Este sistema tiene una serie de ventajas como la comodidad y limpieza, puesto que no genera residuos. Es invisible y confortable, no reseca el ambiente y puede producir un ahorro de energía.

Eso sí, se trata del sistema más costoso de instalar ya que tienes que levantar prácticamente todo el suelo. El mantenimiento puede resultar costoso, dado que para detectar y solucionar varías es necesario levantar el suelo de la vivienda.

Calefacción mediante bomba de calor

Las ventajas de este sistema son que la instalación no es costosa y te permite disponer de dos servicios en un mismo aparato. Con una sola instalación puedes tener frío y calor.
Como puntos débiles, es importante tener en cuenta que es un sistema que en zonas muy frías tiene dificultad para aportar calor.

En resumen, estas son las ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de sistemas de calefacción que existen. A la hora de elegir uno, hay que tener en cuenta además las circunstancias de tu hogar y la reforma que quieres realizar.

tablet-2471184_1920

Fuente: Fotocasa

Por |2018-10-05T06:41:59+00:0022 de noviembre, 2017|General|0 Comentarios